Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Colombia
  •          
     
  
  

Noticias



ATAQUE DE LAS FARC


Fin de semana sangriento


Foto Ilustrativa

Las FARC cometieron varios atentados en los que murieron 6 personas. En uno de ellos, usaron un "caballo-bomba". El Gobierno lanzó nuevas medidas de seguridad, como la creación de un batallón especial en el sur

Comparta esta nota!

Colombia lucha contra rebeldes izquierdistas y bandas criminales, y aunque la seguridad ha mejorado en los últimos años, los grupos armados ilegales continúan enfrentándose al Gobierno. De hecho, la situación de la seguridad ha empeorado este año en los departamentos de Cauca, Caquetá, Norte de Santander, Arauca y Antioquía, según la institución colombiana Corporación Nuevo Arco Iris.

 

Justamente Cauca fue la provincia que este fin de semana se vio teñida por la violencia de la guerrilla. Una semana después de que el líder de las FARC, el más importante grupo guerrillero de Colombia, logró eludir su captura por parte de las fuerzas de seguridad, los rebeldes lanzaron una feroz contraofensiva contra tres atentados mortales. La estrategia no es nueva: mostrarse fuertes ante el avance del "enemigo".

 

La policía dijo que dos oficiales fueron asesinados a balazos el domingo. Un día antes, detonaron un coche bomba, un autobús bomba y otro artefacto explosivo matando a cuatro personas e hiriendo a otras 77.

 

El presidente Juan Manuel Santos dijo que iba a mandar refuerzos policiales, efectivos del ejército y fuerzas especiales a Cauca. Y anunció: "Hemos tomado la medida que de aquí en adelante, la fuerza pública va a destruir cualquier casa que sea utilizada por los terroristas para atacar a la fuerza pública o a la población civil. No más utilización de casas para disparar a la fuerza pública o a la población civil".

 

La medida no tardó en generar polémica. El mandatario declaró que los rebeldes saben que "la fuerza pública no puede atacar" o responder el fuego si proviene desde objetivos civiles, pero no explicó que ocurriría con los ocupantes de tales residencias y si la destrucción sería inmediata o tras una investigación.

 

Gustavo Gallón, director de la organización no gubernamental Comisión Colombiana de Juristas, se mostró sorprendido y criticó la medida. "¿Por qué tiene que asumir el Gobierno que es voluntario el asunto? (dejar entrar a los guerrilleros. La hipótesis principal es que la persona es tomada como escudo humano, es una víctima. Uno no va a ser tan tonto como para prestar la casa y quedarse ahí"", cuestionó.

 

Además, tras finalizar un consejo de seguridad en la ciudad de Popayán, capital del Cauca, Santos anunció la construcción de un batallón antiguerrillas en el caserío de Tacueyó, en Toribío, la zona más afectada.

 

"Creemos que esa es una decisión de gran valor estratégico porque va a permitirle a la Fuerza Pública operar desde ese batallón en una zona que ha sido tradicionalmente utilizada por la guerrilla como corredor y como santuario", dijo Santos.

 

El mandatario informó que, tras los ataques del sábado, atribuidos al Sexto Frente de las FARC, murieron un policía y tres civiles.

 

El gobernador de Cauca, Guillermo González, ha dicho que la situación más grave del sábado se registró en Toribío, donde los rebeldes hicieron estallar a una cuadra de la alcaldía un autobús que cargaron con cilindros de gas a los que usualmente agregan metralla y que utilizan como morteros artesanales.

 

En la historia de Toribío, las FARC han cometido 13 ataques, en los cuales han muerto 41 personas y 600 han resultado heridas, según datos oficiales. Dos de esos atentados fueron en enero y abril de este año.

 

El sábado, la vecina población de Corinto fue atacada con morteros por los guerrilleros, y además, sendas embestidas se trasladaron a otras cuatro poblaciones del departamento del Cauca.

 

En tanto, los medios locales reportaron el domingo que supuestos combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) detonaron un caballo cargado con explosivos, hiriendo a dos soldados en la provincia sureña de Caquetá.

 

Fuga de presos

 

Unos 20 reclusos, incluido un cabecilla de la guerrilla de las FARC, se fugaron el domingo de una prisión del municipio de Tumaco, a través de un boquete abierto con una explosión de dinamita. Sólo tres de los reos fueron recapturados.

 

El Instituto Nacional Penitenciario de Colombia dijo algunos de los reos huyeron heridos a causa de la explosión.

 

Fabio Trujillo, secretario de gobierno, indicó que entre los prófugos está alias El Peludo, ex jefe de finanzas de la "Columna móvil Daniel Aldana" de las FARC.

 

También se reportó la fuga de alias La Mona, "quien tiene una relación sentimental con alias Aldemar, cabecilla del Frente 29 de las FARC (que opera en la región)", agregó el funcionario.



Fuente: Infobae
Colombia
11/07/2011



Más noticias de estos temas:  Armas  Seguridad 
Libros


0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Puerto Vallarta
Mexico

30.10.20
31.10.20




Lima
Peru

18.11.20
18.11.20




Singapur
Singapur

06.04.21
08.04.21