Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Colombia
  •          
     
  
  

Noticias





El `Armani´ de la ropa blindada


Foto Ilustrativa

Miguel Caballero se jacta de ser el unico empresario en el mundo que confecciona y blinda ropa de alta costura. Su firma ha convertido a Colombia en la meca del blindaje. Entre sus clientes figuran los Principes de Asturias.

Comparta esta nota!

«Por favor, dispareme», suelen pedirle apenas atraviesan el porton negro de hierro forjado. Miguel Caballero, el dueño de una casa esquinera bogotana en la que se oyen tiros a diario, ofrece alternativas para el ataque. Granadas, fusiles, pistolas. «No tengo ni un muerto encima», comenta mientras le apunta a una de sus empleadas con una nueve milimetros. «Mis blindajes son cinco veces mas fuertes que el acero». Y entonces aprieta el gatillo. La mujer rie. Dice que las balas producen cosquillas.

Es inevitable entrar con dudas y salir convencido del negocio de Miguel Caballero, el Armani de la moda blindada, como lo definio recientemente un programa de Discovery Channel sobre innovaciones tecnologicas. Todo resiste a sus balas. Desde calzoncillos -muy vendidos en Barcelona donde, segun Caballero, suelen atacar las partes bajas con demasiada frecuencia-, hasta abrigos, chaquetas, blazers, camisetas, camisas y sotanas para sacerdotes amenazados en estas tierras tropicales de guerrillas y paramilitares.

«Mi sueño es blindar un traje de torero o diseñar una prenda que pese solo 500 gramos», dice este administrador de empresas de 38 años, trece de los cuales lleva confeccionando ropa blindada. «No doy abasto. Desde el 11 de septiembre el mundo se blindo. La gente quiere andar protegida sin que se note» explica mientras desenrolla rollos de aramida, esa fibra sintetica que importa de Holanda y que tiene la virtud de retener la energia de una bala, achatarla y frenarla.

Kilo y medio de blindaje

Su tecnica explica por que al presidente colombiano Álvaro Uribe Velez se le ve tan placido cuando viaja a pueblos remotos para encontrarse con habitantes abandonados entre las balas y el olvido. Uribe, uno de los presidentes mas amenazados de la region andina, suele vestir una guayabera, como se le dice a las camisas de algodon fresco para climas calidos. No se le ve pesado ni incomodo. Va fresco, liviano y sin embargo esta forrado con kilo y medio de blindaje de Caballero. «Discrecion, comodidad, diseño. Ésa fue mi idea. Y resulto».

Hoy en dia, aparte del Ejercito colombiano y la policia secreta de este pais, varios mandatarios y personalidades de America Latina usan alguno de los 92 modelos que Caballero ofrece por precios que oscilan entre los 150 y los 1.900 dolares. A Hugo Chavez, el presidente venezolano, le gustan por ejemplo las mismas guayaberas de Uribe pero las exige en colores vivos. Los Principes de Asturias tienen en su armario chaquetas de caza blindadas por Caballero. «Desde el 11 M se disparo el negocio en España. Del 70% de mis ventas, el 40% se hacen alla, sobre todo en Barcelona, Pais Vasco y Valencia. La guardia civil compra 400 chalecos antibalas cada año», explica.

Paradojicamente ser colombiano ha sido su carta de presentacion. «Somos reconocidos mas por nuestro conflicto que por otra cosa. Por eso afuera piensan que si un blindaje funciona en Colombia puede funcionar en cualquier parte del mundo. Tanto asi que en este pais hay empresas que se dedican a blindar limusinas para Oriente Medio», comenta.

No hay duda que este hombre acerto con el negocio del momento. En los ultimos tres años Caballero conquisto mercados en 14 paises y el año pasado su empresa crecio en un 686 por ciento lo que en cifras redondas significa tres millones de dolares en ventas. Y aunque Caballero compite con 600 empresas expertas en blindaje en el mundo, es el unico en marcarse el tanto de confeccionar ropa de alta costura para particulares.

Proteccion y comodidad

«A veces me da paranoia de que alguien me copie la idea», dice mientras recuerda que la luz se le encendio un dia en que salia de la universidad y vio que los escoltas de una compañera no se ponian los chalecos, a pesar del riesgo que corrian. «La causa: eran engorrosos y pesados. Entonces, empece mi empresa pidiendole plata a mi mama y haciendole un chaleco blindado al hombre que hoy es mi suegro», apunta mientras mira un mapamundi colgado en la pared: el 70 por ciento de sus productos se venden fuera de Colombia.

Cae la tarde y en el segundo piso de la casa las maquinas de coser traquetean sin cesar. Caballero fabrica 700 chalecos antibalas mensuales. Cada uno tarda en hacerse tres horas pero hay prendas que llevan un dia.

Trabajo tiene y de sobra. En Colombia mas de 17.000 personas viven amenazadas por paramilitares, guerrilleros, narcotraficantes o delincuencia comun y reciben proteccion del Ministerio del Interior que destina un 25 por ciento de su presupuesto para coches, guardaespaldas y ropa blindada. Caballero les cose muchas de ellas. Ahora esta cosiendo una para el mismo. Lo amenazaron con secuestrarlo y decidio blindarse.

Fuente: Belt
Colombia
12/05/2005



Más noticias de estos temas:  Seguridad Privada  Tecnología 
Libros


0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


PARIS-NORD
Francia

19.11.19
22.11.19




Guadalajara
Mexico

30.11.19
08.12.19