Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Colombia
  •            
      
  
  

Informes Especiales



RETORNO DEL EX PRESIDENTE


Zelaya vuelve a Honduras


Foto Ilustrativa

El ex presidente Manuel Zelaya volverá a Honduras el sábado, tras 16 meses de exilio y después de haber sido derrocado hace casi dos años por un golpe de Estado, con un gran capital político para intentar volver a la presidencia, en un país sumido en la pobreza que busca reconciliarse con el mundo.

Comparta esta nota!

Sus seguidores, aglutinados en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), preparan una bienvenida multitudinaria para 'Mel', un liberal que dio un giro a la izquierda tras llegar al poder en 2006 y que fue derrocado el 28 de junio de 2009 en un golpe ejecutado por el Ejército con el aval del Congreso y de la Corte Suprema.

"Habrá una gran movilización del recibimiento (en el aeropuerto de Tegucigalpa)", dijo a la AFP Rasel Tomé, un asesor del ex mandatario.

El presidente Porfirio Lobo gestionó su regreso, para lo cual convenció a la justicia de que cerrara los juicios contra Zelaya, porque su retorno era esencial para que Honduras sea readmitida en la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que ocurriría la próxima semana.

"El Poder Ejecutivo ha ejercido una presión sobre el Poder Judicial, y eso es público", indicó el presidente de la Asociación de Jueces y Magistrados de Honduras, Teodoro Bonilla.

El reintegro a la OEA permitirá que Honduras reciba nuevamente créditos y ayuda extranjera, algo vital para un país donde el 70% de sus casi 8 millones de habitantes están sumidos en la pobreza y sobreviven con cuatro dólares al día o menos, según cifras oficiales.

El 20% más rico se lleva el 80% del ingreso en Honduras, según la Iglesia Católica, y acabar con esta desigualdad fue una de las banderas de Zelaya, que lo llevaron a adoptar un discurso socialista y a vincularse al ALBA del presidente venezolano Hugo Chávez, lo que despertó los recelos de la clase dirigente y condujo a su caída.

Zelaya, de 58 años, regresará con un gran capital político, y con anhelos de convertir al FNRP en un partido político para competir en las elecciones de 2013.

Sin embargo, nadie puede augurar cuáles serán los derroteros que seguirá esta nación, que dos décadas después del fin de las dictaduras militares sigue teniendo una débil institucionalidad, además de altas cifras de violencia.

"El mayor capital de Zelaya a su llegada a Honduras es el Frente de seguidores que tiene en el movimiento social, pero ese capital no se lo puede gastar improvisando", dijo a la AFP el analista Juan Ramón Medrano.

"Zelaya debe ser cuidadoso con sus declaraciones, en momentos que esa nación vive grandes problemas", agregó Medrano, que preside la Fundación para el Desarrollo Integral, un centro de estudios sociales en San Salvador.

Su desafío inicial será mantener unidos a sus aliados, que conforman un amplio abanico desde antiguos liberales (que lo llevaron al poder y quedaron fraccionados tras el golpe) hasta sindicalistas de izquierda.

Algunos dirigentes zelayistas auguran que si el ex mandatario no se lanza a la carrera presidencial, podría hacerlo su esposa, Xiomara Castro, de 51 años, quien tuvo cierto protagonismo tras el golpe y luego marchó junto con él al exilio.

"Ella (Castro) se ha ganado ese derecho en las calles desde el golpe de Estado, tiene un liderazgo", declaró a la AFP el subcoordinador del FNRP, Juan Barahona.

Zelaya fue derrocado el día en que haría una consulta nacional para avalar un referéndum dirigido a convocar una asamblea constituyente. Pretendía reemplazar la carta magna dictada a comienzos de los años 80. Sin embargo, esto fue declarado inconstitucional por el Congreso y la Corte Suprema, que contaron con el apoyo del Ejército para detenerlo y expulsarlo a Costa Rica, desatando una crisis que paralizó el proceso de integración en Centroamérica.

Zelaya hizo dos intentos fallidos de regresar a Honduras (uno en avión y otro por tierra desde Nicaragua), hasta que volvió subrepticiamente y se refugió el 21 de septiembre de 2009 en la embajada brasileña. Allí permaneció hasta que se exilió el 27 de enero de 2010, día en que culminó su mandato constitucional y asumió Lobo.

Los países del continente, que condenaron unánimemente el golpe, luego se dividieron. Aunque ninguno reconoció al gobernante de facto Roberto Micheletti, algunos fueron dando legitimidad a Lobo, el ganador de las elecciones efectuadas bajo el régimen golpista, con Zelaya refugiado en la embajada brasileña.

 

 

Fuente: AFP
Republica Dominicana
26/05/2011




Mas noticias de estos temas: Seguridad  Otros  Legales  Geopolítica 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment